EL EJÉRCITO ROMANO


Evolución del ejército

El ejército en la monarquía

Durante la monarquía se utilizarón dos métodos de reclutamiento. El primero se utilizó durante la monarquía latino-sabina, y tenía en cuenta la división por curias. La segunda etapa se desenvuelve en la monarquía etrusca y toma como base para el reclutamiento la posesión de tierras.
  • Primera etapa: La reclutación se hacía mediante la aportación de las curias de 100 soldados de infantería (centuria) y 10 de caballería (decuria). Quedaba formado así el ejército por 3000 pedites y 300 equites. Las armas las aportaba el soldado, por lo que los más ricos eran los mejor armados. El jefe militar era el rey.
  • Segunda etapa: Durante la monarquía etrusca se instauro el servicio militar obligatorio de los 17 a los 60 años. Servio Tulio inicio una reforma que se basaba en el patirmonio de cada ciudadano, organizándose en cinco clases según la posesión de tierras. Además, tanto patricios como plebeyos podían luchar mientras pudieran costearse el armamento. El ejército se dividía en dos partes: los iuniores (15-45 años) en servicio activo y los seniores (45-60 años) en la reserva.

Bibliografía: http://olmo.cnice.mecd.es/cviloria/ejercito.htm#mona
http://centros.edu.xunta.es/iesmanuelgarciabarros/moodle/file.php/10/terceira_avaliacion/esquema_exercito.pdf

El ejército en la República

Se introdujo una nueva unidad tactica llamada manípulo, que era una agrupación de dos centurias. Estos manípulos se colocaban en tres líneas segun la edad del soldado (hastati, principes y triarii). Tanto los hastati como los principes llevaban pilums, los triarii llevaban un hasta (más grande que el pilum). Tanto los unos como los otros iban tambien armados con una espada o gladium, un escudo y un casco.
La legión también estaba formada por un cuerpo de caballería legionaria, los socii (tropas proporcionadas por los pueblos itálicos sometidos) y los auxilia (tropas no itálicas que apoyaban a la legión y que tenían armas especializadas).
También en la república se produjeron reformas. Cabe destacar la reforma del general romano Mario:
  • Sustitución del manípulo, como unidad táctica fundamental, por la cohorte (cohors), formada por tres manípulos.
  • Implantación del reclutamiento voluntario.
  • Integración de los socii en las legiones.
  • Sustitución de la caballería y los velites por la auxilia.
  • Utilización de enseñas y numeración para las legiones.
  • Reforma de las armas y el equipo del soldado (pilum, scutum y galea)

De esta época se conocen tambien otras fuerzas especiales:
  • Los antesignani, cuerpo especial de infantería con un armamento mas completo.
  • Las cohortes praetoriae, que estaban bajo el mando directo de algunos jefes
  • Los speculatores, que eran exploradores dentro de las cohortes.

Bibliografía: http://olmo.cnice.mecd.es/cviloria/ejercito.htm#mona

El ejército en el Imperio

En esta época el ejército estaba formado por treinta legiones cinco mil trescientos hombres cada una.
La legión era un cuerpo permanente, podía variar en número y composición pero siempre existía, cada una con sus símbolos particulares. Había gran variedad de especializaciones en ellas como soldados, policía militar, cuerpo médico, etc…

En lo referente a los mandos

Cada legión, bajo el mando de un legatus, constaba de infantería y caballería.Justo debajo a su mando había siete tribunos militares:
ºSeis eran oficiales procedentes del ordo equester(Los equites eran una clase social de la antigua Roma)
º5 tribuni angusticlavii con mando sobre dos cohortes
ºY por último un tribunus sexmestris al mando de la caballería legionaria.

Por debajo, se encontraba el Praefectus Castrorum, un antiguo Primus Pilus que en vez de jubilarse había ascendido a este puesto e ingresado en el ordo equester. Era el encargado de la logística, del mantenimiento del campamento y del mando de la artillería y maquinaria de asedio en combate.
La infantería constaba de diez cohortes, de las que la primera era especial. Estaba formada por cinco centurias de ochenta hombres, cada una de ellas bajo el mando de un centurión, siendo el centurión de la primera centuría llamado Primus Pilus, y por tanto el cuarto hombre de la unidad, con acceso directo al Legado. Además incluía un cuerpo de seiscientos hombres que no participaba en la batalla formado por escribanos y comerciantes. En total unos mil hombres.
Las nueve cohortes restantes eran iguales. Cada una de estas cohortes, de cuatrocientos ochenta hombres, se dividía en seis centurias bajo el mando de sendos centuriones.
La caballería estaba integrada por unos ciento veinte hombres, en cuatro turmae de 30 jinetes al mando de sendos centuriones.
Por debajo de los centuriones se encontraban los suboficilaes, llamados principales, de entre los que destacaban el optio o lugarteniente del centurión, el signifer o porta estandare o signum de una centuria, el aquilifer, portaestandarte mayor de la Legión, el tesserarius o suboficial de seguridad, y otros muchos cargos especilizados, como el veterinarius o el duplicarius por citar sólo dos casos.
Todavía por debajo estaban los inmunes, exentos de trabajos pesados, formados por algunos especilistas y por todos los jinetes, con doble paga o paga y media. Por último, estaban los soldados rasos.


En combate

Los romanos peleaban siguiendo un orden perfectamente establecido. Si el enfrentamiento era a campo abierto, en primera línea se colocaba la infantería ligera, detrás un bloque central compuesto por las legiones se disponían en tres líneas: la primera compuesta por tropas inexpertas, hastati, la segunda por tropas experimentadas, principes, y la tercera por los más veteranos y curtidos soldados, triarii.

images.jpgCuando atacaban, lo hacían en formación cerrada, la llamada tortuga, testudo, que consistía en colocarse el escudo sobre las cabezas. De esta manera se protegían de los ataques enemigos (flechas, lanzas, piedras, aceite hirviendo) y a veces incluso se subían encima de los escudos de sus compañeros para salvar desniveles. Como defensa también utilizaban la vinea, armazón de madera recubierto de pieles mojadas con las que se protegían de los dardos incendiarios lanzados por el enemigo.

Cuando el enemigo se replegaba a alguna ciudad o campamento se recurría al asedio para el que el ejército contaba con una sofisticada maquinaria militar: catapultas y ballestas para lanzar flechas y piedras, arietes, que eran pesadas vigas de madera reforzadas en un extremo con una pieza de hierro, con los cuales batían murallas y puertas, torres de asalto con puentes levadizos, etc. Las técnicas de asedio empleadas por el ejército romano derivaban directamente de la experiencia adquirida en la confrontación con los ejércitos griegos. Al igual que sucedía en el mundo griego del cual era heredero, en el mundo romano se podía tomar una ciudad de tres formas:

Obsidio u obsessio: consistía en bloquear la ciudad enemiga, evitando la llegada de víveres y tropas de socorro desde el exterior. Esta técnica se ponía en práctica contra ciudades que disponían de complejos sistemas defensivos y escasos víveres.

Repentina oppugnatio
: es lo que se conoce comúnmente como asalto. Esta práctica resultaba útil contra ciudades mal defendidas pero con abundancia de víveres.

Longinqua oppugnatio
: es el típico caso de asedio de larga duración y combinaba métodos de los dos anteriores. Su uso solía reducirse a ciudades dotadas de buenas construcciones defensivas y de abundantes provisiones.

Cuando algún general realizaba alguna hazaña militar, Roma se lo reconocía con numerosos honores entre los que destaca el triunfo.

Bibliografia: http://recursos.cnice.mec.es/latingriego/Palladium/cclasica/esc338ca7.php


Equipamiento militar

A lo largo de los años, tras haber pasado por infinidad de guerras (la conquista del lacio, las querras púnicas… ect) El ejército Romano fue evolucionando, no solo en combate (puesto que pasó a ser un oficio especializado) sino que también armamentísticamente (se dejó a un lado esas “ordas de ciudadanos” armados con lo que se tenia a mano para dejar paso a una máquina mortal de combate ; dagas y espadas, lanzas, jabalinas y armas arrojadizas escudos y cascos.)
Se sabe que tomaron prestadas las ideas sobre armas de sus enemigos. Inicialmente utilizaban armas de estilo griego o etrusco y, al enfrentarse a los celtas, adoptaron su equipamiento. Para derrotar a los cartagineses, por otra parte, construyeron una flota completa basada en el modelo cartaginés.
A lo largo de la segunda república y a principios del imperio, fue cuando se estandarizó el equipo personal romano.

ARMAS PERSONALES
Pugio: era una pequeña daga utilizada por los antiguos soldados romanos posiblemente como un arma auxiliar
Gladius: Era el nombre romano de nuestra espada (un arma de apuñalamiento, arma rápida y usada a corta distancia)
(Spatha era el nombre en latín vulgar con el que se designaba a todas éstas armas, de tal manera que nuestro término espada proviene de esa palabra)
. Armas arrojadizas
Hasta: lanza utilizada para ensartar
Contus: Era la pica de infantería o una lanza de caballería. Eran armas muy largas y pesadas, diseñadas para ser usadas con ambas manos.
Jabalina : una lanza pqueña
Pilum: Era una jabalina pesada
Spiculum: era una lanza, la principal arma arrojadiza de la infantería
Arcos y flechas: (Arcus y sagittas)
Dardos: (plumbatae o mattiobarbuli)
.Armaduras
Lorica segmentata, Lorica hamata, y la lorica squamata.
.Escudos
Scutum: El gran escudo curvo o el rectangular .
Parma: Tipo de escudos ovalados utilizados por el ejército romano durante el periodo tardío de la época imperia
Centratus. Un escudo pequeño utilizado por lo auxiliares de ejército.
.Cascos
Fueron creando copias de sus enemigos y vecinos, como el “montefino”, una copia mas barata de los cascos galos. Éste fue reemplazado directamente por el casco Coolus y, más tarde, por el típico casco Imperial.

BIBLIOGRAFÍA
www.wikipedia.com


La vida militar

La vida en el ejército:
El servicio militar duraba entre los veinte los veinticinco años. Durante este periodo se le exigía una dedicación exclusiva al ejército, no estaba permitido contraer matrimonio ni tener pareja. Las condiciones de vida eran muy duras porque había una escasa alimentación, unas temperaturas extremas, muchas enfermedades, etc.
El legionario nunca permanecía inactivo, siempre tenía que desempeñar unas tareas. Tenia que realizar un entrenamiento físico, como la marcha, simulacros de lucha y asalto, natación, etc. Debían de construir un campamento y dedicarse al mantenimiento del, provisiones de agua, forraje, leña, etc. Tenían que participar en diversas obras públicas de construcción, como construcción de puentes, calzadas, etc.
Los legionarios estaban sometidos a una disciplina férrea. Debían de obedecer a sus superiores y a los centuriones. Estés no dudaban en golpear a los soldados con su bastón si cometían algún error. Los castigos podían ir desde torturas físicas hasta la expulsión y la pena capital. La práctica más despiadada era el diezmar, que consistía en ejecutar a uno de cada diez soldados si uno de los soldados o varios no lo reconocían

El soldado romano gozaba de ciertas ventajas. Tenían la seguridad de un trabajo duradero y bien remunerado, la paga de un soldado era superior a la de un agricultor. Aprendían otros oficios. El legionario podía recibir muchas e importantes recompensas. Si ganaban al enemigo se le presentaba la oportunidad de formar parte del botín de la guerra o de recibir condecoraciones. Si la victoria era importante, participaban en el triunfo, que consistía en un desfile militar en el que el general seguido por su ejército u los vencidos, llevaba la toga picta y la corona de laurel. También podían recibir pagas extraordinarias concedidas por los generales en ocasiones especiales.

Después de cumplir el servicio militar, el soldado se licenciaba, emeritus. Recibían una cantidad de dinero equivalente a la paga de doce años o parcelas de tierra. Era habitual que los terrenos otorgados a los veteranos estuvieran agrupados, formando ciudades, denominadas colonias. Estas permitían continuar unidos en su vejez a quienes habían vivido tantos años en camaradería. La existencia de estas cuidades compuestas por antiguos soldados, que su lealtad podría ser muy útil en caso de revueltas o invasiones, le resultaba muy ventajoso al Estado

Bibliografía:
http://recursos.cnice.mec.es/latingriego/Palladium/_comun/eshome.php
www.monografias.es
www.wikipedia.es
Libro de texto de 1º de bachillerato, akal ediciones


Los puestos de mando

EJÉRCITO EN LA MONARQUÍA
Era una congregación de unidades indiferencias inspiradas en la falange etrusca. En principio el tamaño de la legión era de unos tres mil hombres, con el tiempo paso a ser de unos cuatro mil hasta llegar a los cinco mil. A su mando estaba el rey.

EJÉRCITO EN LA REPÚBLICA
Cada legión quedó bajo el mando de un cónsul elegido por un periodo de un año. Estos cónsules elegian un legado (legatus) profesional que quedaba al frente de la legión.
En el 331 a.C la legión se reorganizo en seis cuerpos y cada uno era dirigido por un tribunus militares electo. A su vez estos cuerpos se dividian en diez, denominados centurias, los cuales estaban bajo el mando de sendos centuriones. Las centurias normalmente estaban constituidas por cien hombres, pero lo habitual es de ochenta.
Surgió también la figura del procónsul,el cual era elegido por el cónsul para administrar las provincias.
En esta época los consules y proconsules empezaron a obtener un gran poder militar y político.

EJÉRCITO EN EL IMPERIO
Cada legión estaba bajo el mando de un legatus, bajo el mando de este había siete tribunos militares, de los cuales seis eran oficiales procedentes del ordo equestre, 5 tribuni angusticlavii con mando sobre dos cohortes y un tribunus sexmestris al mando de la caballería legionaria, uno era miembro del ordo senatorus como tribunus laticlavius, y otro era un joven senador que ejercía de segundo del Legado. Por debajo, se encontraba el Praefectus Castrorum encargado de la logistica del mantenimiento del campamento, de la artilleria y de la maquinaria de asedio en combante.
La infanteria constaba de diez cohortes, la primera era especial. Estaba compuesta por cinco centurias de ochenta hombres, cada una estaba bajo el mando de un centurión, el cuarto hombre tienia acceso directo al Legado. Además incluía un cuerpo de seiscientos hombres que no participaba en la batalla formado por escribanos y comerciantes, en total unos mil hombres.
Las nueve cohortes restantes eran iguales. Cada una estaba compuesta por cuatrocientos ochenta hombres y se dividía en seis centurias bajo el mando de sendos centuriones.
La caballeria constaba de ciento veinte hombres, en cuatro turmae de 30 jinetes al mando de los centuriones.
Por debajo de los centuriones estaban los suboficiales, llamados principales, de entre los que destacan el optio (suboficial que servía de lugarteniente al centurión de cada centuria), el signifer (estandarte de las legiones, se encargaba de llevar el signum), el aquilifer (era el encargado llevar el águila), el tesserarius (se encargaba de las tareas de seguridad) y otros muchos cargos.
Los inmunes aún se encontraban por debajo de estes ya que no tenían que realizar trabajos pesados, formados por algunos especilistas y por todos los jinetes. Por último estaban los soldados rasos.
latin.gif


Las recompensas militares

Los torques,junto con las ceremonias de triunfo,eran las 2 mejores recompensas militares:
TORQUES:
Un torque, también escrito como torq o torc (del latin 'torqueo', torcer, debido a la forma torcida del collar) es un collar rígido y redondo, que esta abierto en la parte anterior, como una herradura circular. Típicamente las dos puntas del torque presentaban ornamentos esculpidos con esferas, cubos, o formas zoomórficas, y con menor frecuencia figuras humanas. El cuerpo del collar estaba normalmente, aunque no siempre, revestido. Aunque los más comunes eran los collares, existían también pulseras de esta forma. Los torques eran hechos de cuerdas de metal entrelazado, normalmente oro, bronce o cobre, y en muy pocos casos plata.

Es importante notar que debido a que "torc" significa en irlandés antiguo "jabalí ", similar al galo "torcos", se puede establecer una relación con el valor sagrado del animal en la mitología celta. Esto haría pensar en alguna clase de equivalencia entre el collar y el símbolo animal para muerte y resurrección.
Tabla de contenidos

  • 1 Torques históricos
  • 2 Torques en la península Ibérica
  • 3 Torques modernos
  • 4 Enlaces externos

Torques históricos
Un torque Galo de bronce.
Un torque Galo de bronce.

Los toques eran utilizados por varios pueblos de la Edad de bronce, desde 1000 adC, hasta alrededor del año 300, incluyendo a los gálatas (o celtas de Anatolia), varias tribus germánicas de Escitia y a los persas. Sin embargo, es ampliamente conocido como un collar típicamente céltico, de la época de La Tène, llevado sobre todo por bretones, galos, e íberos.

Uno de las representaciones más tempranas conocidas de un torque puede ser encontrado en el Guerrero de Hirschlanden, una estatua itifálica de un guerrero desnudo hecho de arenisca, la más antigua representación antropomórfica de tamaño natural de la edad de hierro encontrada al norte de los Alpes. Fue realizada por la cultura Hallstat en la edad de hierro temprana (800-475 adC) y puede ser observado en el Württembergisches Landesmuseum en Stuttgart.

RECOMPENSAS MILITARES:

El Triunfo era una ceremonia religiosa de carácter festivo cuya apoteosis se alcanzaba con el magnífico desfile a través de una Roma repleta de ciudadanos que vitoreaban a los héroes bajo miles de guirnaldas y adornos. A la cabeza desfilaban los magistrados en ejercicio y los senadores. Tras ellos, el botín capturado al enemigo a hombros de los legionarios junto con grandes pinturas y gigantescas maquetas de hasta cuatro pisos de altura representando con todo lujo de detalles los pormenores de la victoria. Los prisioneros de más alta alcurnia, que también eran transportados a hombros sobre plataformas junto con armaduras capturadas les seguían. Precedido por los lictores que portaban las fasces, Un carro de oro tirado por cuatro caballos blancos y conducido por un esclavo en el que iba el general victorioso vestido con túnica y toga púrpuras ribeteadas en oro, con las manos y el rostro pintados de rojo, sosteniendo en una mano un cetro de oro y en la otra una rama de olivo. A su espalda, otro esclavo sostenía sobre su cabeza una corona de laurel y le murmuraba continuamente al oído: "Recuerda que no eres un dios". Detrás desfilaba todo el ejército con sus oficiales al frente, todos llevando coronas de laurel en la cabeza.

En estas ocasiones los soldados cantaban canciones obscenas sobre sus generales, ya que estaba permitido. Los legionarios de César gritaban: "¡Romanos, encerrad en casa vuestras mujeres e hijas, que aquí vuelve el putero calvo!". Y César reía con toda Roma. Aunque sabemos que más de un general acabó la procesión con la cara más roja de la ira hacia sus hombres que de la pintura que llevaba encima.

El desfile arrancaba en las puertas de Roma, atravesaba los dos circos repletos de gente y la Via Sacra del Foro. Allí, el cabecilla enemigo era separado para ser ejecutado ritualmente en el Tullianum, como sucedió con Vercingétorix. El general y los magistrados entonces remontaban la empinada cuesta hacia el Capitolio, la ciudadela sagrada de Roma donde esperaban. Cuando se confirmaba la ejecución de los sentenciados, el general sacrificaba los bueyes blancos sagrados a Iupiter Optimus Maximus y comenzaba la gran fiesta en toda Roma a costa del vencedor que debía pagarlo todo de su propio bolsillo. Una fiesta que podía prolongarse días y días, donde participaba toda Roma y que consistía en grandiosos banquetes al aire libre, festivales teatrales, juegos circenses, etc.


La armada


Los romanos fueron en su origen una potencia terrestre en la península itálica, pero cautelosa y de espaldas al mar. La historia romana en sus principios no deja mucho lugar a las acciones navales, no es esta la historia de una potencia naval, si no la de un pueblo de agricultores que ha conquistado paciente y obstinadamente toda la Italia desde el interior sin que aparezca una sola vez la marina de guerra en sus necesidades .

Durante la primera guerra púnica la mayor parte de los combates tuvieron lugar en el mar con unos primeros resultados nefastos para los romanos . Se vieron en la necesidad de construir naves de guerra, una flota de 100 quinquerremos y 20 trirremos tomando como modelo para los primeros un quinqueremo punico encallado y caído en sus manos. Este suceso fue el que determino que los romanos se decidieran a combatir por mar a los púnicos, con su inexperiencia los romanos jamás hubiesen podido realizar sus propios diseños. Ese hecho cambio el curso de la guerra, Roma empezó a ganar batallas en el mar, adquiriendo experiencia naval y expandiendo sus operaciones en el mar, alcanzando la mismísima Cartago

En la antigüedad la nave guerrera del mediterráneo propulsada a remo fue creada por los griegos y fenicios, que entre los años 1000 y 400 a.C. incrementaron paulatinamente los órdenes de remos, de dos (birremes) pasaron a tener tres (trirremes) ,cuatro (cuatrirremes) y cinco (quinquerremes). El quinquerreme constituía el tipo de nave romana de guerra .
Aunque todavía existen dudas sobre la disposición de los remeros se cree que había uno por cada remo o como mucho dos en los grandes quinquerremes en su parte superior y estaban colocados en bancadas a distintos niveles
external image Trireme_cut_wrong.jpg
Para hacernos una idea de la tripulación de un trirreme se componía de 300 marineros y 120 infantes con cerca de 20 oficiales y suboficiales.
Las enormes pérdidas en vidas humanas y en construcciones debido alas acciones militares o a las tempestades, diezmaron literalmente la población masculina adulta de roma.

En el caso de Cartago era una ciudad de mercaderes apacibles que deseaban evitar la guerra siempre que fuera posible, por añadidura no podía sustentar a la vez una gran flota pues casi en su totalidad se constituía de mercenarios mal entrenados.

El sistema usual de combate en el mar consistía en embestidas mutuas de las naves enemigas, que intentaban hundir al adversario mediante el espolón de proa, un pico que se proyectaba justo bajo el nivel del agua (también llamado rostrum). Naturalmente esta maniobra requería gran destreza.
El cuervo o corvus constaba de dos secciones, un de 4 y de otra de 8 metros de longitud. Tenia una anchura de 1,2 metros tenía una valla a cada lado que llegaba a la altura de las rodillas, así como un largo estilete en un extremo. La plataforma podía girar alrededor de un poste de 8 metros de altura.
La forma de uso era muy sencilla una vez estaba cerca de el alcance del corvus lo utilizaban para pasar al barco enemigo en filas de dos, protegidos por sus escudos apoyados en la vallas laterales. De esta manera podían usar su soberbia infantería incluso en el mar

Había dos formas de combate:

El sistema usual de combate en el mar consistía en embestidas mutuas de las naves enemigas, que intentaban hundir al adversario mediante el espolón de proa, un pico que se proyectaba justo bajo el nivel del agua (también llamado rostrum). Naturalmente esta maniobra requería gran destreza.
El cuervo o corvus constaba de dos secciones, un de 4 y de otra de 8 metros de longitud. Tenia una anchura de 1,2 metros tenía una valla a cada lado que llegaba a la altura de las rodillas, así como un largo estilete en un extremo. La plataforma podía girar alrededor de un poste de 8 metros de altura.
La forma de uso era muy sencilla una vez estaba cerca de el alcance del corvus lo utilizaban para pasar al barco enemigo en filas de dos, protegidos por sus escudos apoyados en la vallas laterales. De esta manera podían usar su soberbia infantería incluso en el mar.
external image trirreme2.jpg