HIGIENE PERSONAL



Curiosamente, en la Antigüedad los seres humanos no eran tan “sucios”. Conscientes de la necesidad de cuidar el cuerpo, los romanos pasaban mucho tiempo en las termas colectivas bajo los auspicios de la diosa Higiea, protectora de la salud, de cuyo nombre deriva la palabra higiene.
También estaban los baños turcos que se extendieron a oriente y llegaron hasta la Edad Media;eran el centro de la vida social de la gente.
La higiene era distinta para hombres y mujeres.Los hombres se bañaban con frecuencia y hacian sus necesidades en las letrinas públicas o en orinales (fue un invento romano de uso privado).
Las mujeres se bañaban y perfumaban y también se arreglaban el cabello.Las lavanderias las frecuentaban mucho.
Lo que no eran corriente que estuviera limpio eran las calles, las cuales estaban llenas de residuos y aguas utilizadas, que la gente tiraba por la ventana, ésto hacia ir caminando con la cabeza alta (por si les caía agua).