1. Mapa de patrimonio de Mérida

(por Belén Diosdado y Almudena González)


Ver mapa más grande

2. Principales restos romanos


2.1. Arquitectura oficial


El Templo de Diana (Foro Municipal)
(por Juan Antonio Iglesias Álvarez y Pedro Mª Casablanca García)


Templo de Diana
Templo de Diana
El templo se levantó entre el siglos I y II d.c. Está situado en el "decumanus maximus". Se trata de un templo situado en el foro municipal romano y dedicado al culto imperial y no a Diana Cazadora como en un primer momento se creyó.
Es un suntuoso edificio construido sobre un "podium" alto rectangular rodeado de columnas, dos filas de seis en el frente y una fila de once a cada lado, con capiteles de estilo corintio. Es períptero y hexástilo, con una planta de 41 x 22 metros, en piedra de granito. El "podium" está coronado por una cornisa. La "cella", donde se situaba el ara, está dentro del Palacio del conde los Corbos. Junto al templo existían zonas ajardinadas con estanques y canales para el agua.
Aprovechando su estructura se construyó en el siglo XVI el palacio mencionado, en el que pueden apreciarse unas dobles galerías con arcos, ventanas y puertas de acceso.



Pórtico del Foro (Foro Municipal)
(por Juan Antonio Iglesias Álvarez y Pedro Mª Casablanca García)


Fue levantado en el siglo I. El monumento consta de un edificio porticado con un muro donde se albergan diversas hornacinas destinadas a estatuas que representan a miembros de la familia imperial encontradas en este lugar y clípeos de gran tamaño de Medusa y Júpiter Amon. Se encuentra cerca del Templo de Diana en el cardo maximo.

El Arco de Trajano (Foro Provincial)
(por Francisco José González Campos)


IMG_4556.jpg
Arco de Trajano
Los romanos utilizaron el arco para enaltecer los espacios públicos y dotar de monumentalidad a sus ciudades, a la vez que solucionaban ciertos aspectos de técnica constructiva.
El llamado arco de Trajano (también llamado de Santiago) fue en realidad construido en la época romana altoimperial, en el siglo I d.C., bajo el mandato del emperador Tiberio y daría acceso al conjunto monumental conocido como Foro Provincial. Se encuentra situado en el Kardo Maximus -vía principal que cruzaba la ciudad de norte a sur- y quizá daba acceso a un recinto sagrado que precedería a un templo dedicado al culto imperial, cuyos restos se localizan en la calle Holguín. Así mismo, a través del arco se comunicarían el Foro Municipal con el Provincial. En este foro se levantarían edificios civiles y religiosos relacionados con la administración de la provincia de Lusitania.
La plaza (foro provincial) estaba coronada por un templo, elevado sobre una plataforma para hacerlo más notorio, y que guarda una peculiaridad: es idéntico al de la Concordia de Roma, que fue restaurado por Tiberio, sucesor de Augusto. Por eso se cree que se copió en Emerita el modelo empleado en la capital del Imperio para ensalzar desde la provincia la figura del emperador. A los pies del arco comenzaba una escalinata monumental que daba acceso al templo.
El arco mide aproximadamente 15 metros de altura y una anchura de 13 metros y 8,67 metros correspondientes a la luz del arco. Construido con sillares de granito es probable que estuviera recubierto de mármol, según indican los orificios que se aprecian en ellos. Los carruajes irían por el arco central y los peatones tendrían dos arcos menores, uno a cada lado.


Templo de Marte
(por Francisco José González Campos)


Templo de Marte
Templo de Marte
En el atrio de la Basílica de Santa Eulalia está una capilla construida en el siglo XVII, en honor de la mártir Santa Eulalia, conocida como el “hornito”,con los restos de lo que fuera un templo romano dedicado al dios Marte y que se ha convertido en auténtico centro de veneración popular cristiana.
En su inscripción podemos leer: MARTI SACRUM VETTILIA PACULI (consagrado a Marte por Vetila, mujer de Paculo).

2.2. Edificios de espectáculos


El Teatro
(por Tania Álvarez Flores)


Teatro romano
Teatro romano
El cónsul romano Marco Agripa fue el principal promotor de su construcción, que se comenzó hacia en el año 15 a.C. Actualmente, se siguen haciendo representaciones de obras griegas y romanas. Y es que es el mejor conservado de todos los construidos en España en esta época, y uno de los mejores de Europa.
El teatro de Mérida se edificó alrededor del año 15 a.C. y sigue el modelo de Vitrubio, constando de las siguientes partes:
  • "Cavea" o graderío, desde donde los espectadores contemplan sentados la representación. Tenía partes diferenciadas y cada una de las cuales estaba destinada a una clase social.
    • La imma cavea es la zona situada más abajo, la más cercana al escenario. El público de esta zona es de la alta sociedad de la época y, por lo general, sólo hombres, aunque en algunas ciudades se admitían a mujeres, de condición social alta.
    • La media cavea está dedicada al público en general y situada a continuación de la imma cavea. Como en esta, lo normal era que solo se admitiesen hombres libres.
    • La summa cavea situada en la parte superior del escenario, albergaba a las mujeres, los niños y los esclavos.
  • "Orchestra", semicírculo entre la escena y el graderío. Era el sitio donde se colocaba el coro que acompañaba las representaciones.
  • "Scaena", espacio rectangular en el que se encuentra el "proscenium" (espacio donde tiene lugar la representación) y el "frons scenae", edificio de columnas que servía como decorado permanente, que en el de Mérida son dos cuerpos de columnas corintias de casi 30 metros de altura.
  • Parte trasera de la escena está formado por un jardín porticado, presidido por una pequeña cámara consagrada al al culto imperial. Por su lado este se accede al una domus, la casa del teatro, con "peristilium" y ricos mosaicos. En el fondo, en un lateral de la plaza, se localizan unas letrinas de uso público.

Otras partes son las "Scalaria", escaleras para acceder a las distintas gradas. Terminan en los pasillos o "praecinctio" que comunicaban con los "vomitorium", puertas y pasillos de entrada o salida de las gradas. El "pulpitum" es la parte plana de la escena donde se situaban los actores.
Los teatros estaban destinados no sólo a albergar representaciones teatrales y recitales musicales, sino también actos de tipo político o religioso, de hecho, se utilizaban como propaganda política de los grupos sociales dirigentes.



El anfiteatro
(por Alonso Morán Colchón y José Antonio Paredes Rivera)


Anfiteatro romano
Anfiteatro romano
La construcción del anfiteatro se planificó junto con la del teatro, realizándose pocos años después, en el año 8 a.C. Es de planta elíptica, con un eje mayor de 126 m. y otro menor de 102 m., siendo estas medidas en la arena de 64 m. por 41 m. respectivamente.
Su diseño es el habitual en los anfiteatros romanos: un graderío con ima, media y summa cavea, y una arena central. El graderío podía albergar unos 15.000 espectadores y estaba dotado de escaleras, "scalae", y pasillos que comunicaban las distintas partes, "cunei", la "ima cavea" disponía de una fila reservada para autoridades y de otras diez para público en general. Además, de construyeron dos tribunas situadas en ambos lados del eje menor, una sobre el pasillo de la entrada principal y otra enfrente. El acceso al anfiteatro se realizaba desde tres entradas monumentales. Sus materiales son diversos: hormigón, sillares de granito, sillarejos, mampostería o ladrillo.
La arena disponía de "fossa bestiaria" en su centro, que se cubría con madera y posteriormente con arena. Esta era necesaria para albergar los animales utilizados en las luchas de estos contra gladiadores, "venationes".
En el anfiteatro se celebraban juegos entre gladiadores, lucha entre animales o entre hombres y animales. También se podían llegar a representar batallas navales, aunque en el de Mérida esto parece poco probable. Era habitual, antes de los combates, que los gladiadores se encomendaran a la diosa Némesis (diosa de la justicia) con la siguiente petición “Que entre con los mismos pies que he salido”.
En una parte de su tribuna podemos leer: "El emperador Augusto, hijo del Divino César, Pontífice Máximo, Cónsul por undécima vez, Emperador por decimocuarta, ejerciendo la potestad tribunicia por decimosexta”.



El Circo
(por Juan Francisco Donoso Guerrero y Francisco José González Campos)


Circo romano
Circo romano
La fecha de su construcción data de principios del siglo I, posiblemente durante la época de Tiberio.
Con sus más de 400 m de longitud y 100 m de anchura era el mayor de los edificios de espectáculos de la ciudad y, junto con el anfiteatro, el preferido del público. Debido a sus grandes dimensiones se encontraba fuera del recinto amurallado, al lado de las calzada que unía Emerita con Corduba (Córdoba) y Tolletum (Toledo).
El recinto posee una arena central donde se efectuaban las competiciones. En medio de ésta se encuentra una valla central llamada "spina" de una longitud de 223 metros y una anchura de 8,5 metros, que estuvo decorada con monolitos y esculturas.
Tenía un aforo de unos 30.000 espectadores distribuidos en un graderío con la clásica división en cáveas (imma, media y summa) marcada por las diferentes procedencias sociales de sus ocupantes.
En el centro de uno de sus lados menores -Oeste- se encontraba la porta pompae -puerta de los desfiles- desde donde partía el cortejo procesional, previo a las competiciones, compuesto por músicos, aurigas, etc. A ambos lados de esta puerta se distribuyen las cárceres o cocheras que se utilizaban para que los carros competidores tomasen su posición antes de salir a la arena.
En el circo tenían se celebraban las carreras de caballos por eso su forma alargada, de bigas (dos caballos) y cuádrigas (cuatro caballos). Los conductores de los carros llamados aurigas eran personajes muy populares siendo muchos de ellos inmortalizados en pinturas y mosaicos.



2.3. Arquitectura doméstica


La casa romana
(por Ana Belén Martín Moyano y José Antonio Cortés Martín)


Casa del Anfiteatro
Casa del Anfiteatro
La casa romana (domus) es el resultado de la unión del "atrium" itálico y el peristilo helenístico, o patio porticado, en torno al que se distribuían las estancias más íntimas: comedores, dormitorios, etc. Al lado de estas grandes viviendas existían otras más modestas de formas y dimensiones muy variadas.
La decoración interior era más bien austera, exceptuando las paredes decoradas con pinturas y los suelos con mosaicos. Los romanos utilizaban uno o varios triclinios que eran unos asientos donde se recostaban para comer o charlar, en medio había una mesa baja donde los sirvientes colocaban los diferentes platos para su degustación. También disponían de bancos ("scamna"), taburetes ("subsellia") y sillas plegables ("sellae") el resto del mobiliario eran un simple camastro, telas para cubrir asientos y camas, alfombras y cojines. Dependiendo del clima o del espacio disponible, estas construcciones tenían uno o dos pisos. Además en los laterales de la construcción se abrían puertas de acceso a cámaras ("tabernae") que eran comercios, bien dependientes de la domus o alquiladas a comerciantes externos.
La casa romana constaba de las siguientes partes:
La entrada ("fauces") da acceso a un pequeño pasillo.
El vestíbulo ("vestibulum"), es la entrada de la casa.
El atrio ("atrium"), patio porticado que da la luz suficiente para las habitaciones circundantes ("cubicula"). En el centro se encuentra el depósito de recogida de agua ("impluvium"),que cae desde el "compluvium". A ambos lados se despliegan varias cámaras que corresponden a las habitaciones de los esclavos de servicio, las cocinas y las letrinas.
El peristilo, formado por pórticos de columnas con patios ajardinados y fuentes. Se diferencia del atrio por ser de mayor tamaño, encontrarse más alejado de la entrada y por destinarse a funciones de recepción social y recreo.
El salón de la casa ("tablinum"), y a su lado el comedor ("triclinium"). A los lados del "tablinum" por unos pasillos, se accede a la parte noble de la domus.
El peristilo ("peristylum") es el segundo patio porticado es más grande y tiene un jardín central. Está rodeado por habitaciones ("cubiculum") y presidido por una "exedra" utilizada como sala de banquetes o de reuniones.
En Mérida conocemos restos arqueológicos de viviendas modestas y contamos con muestras significativas de las casas que formaron parte del conjunto intramuros. Mejor documentadas están las grandes mansiones suburbanas que abarcan una amplia cronología comprendida entre los siglos I y IV d.C. (casas del "Mitreo", "Anfiteatro", "Casa-basílica" etc.) y las "villae", quintas o cortijos campestres, diseminadas por el amplio territorio de la colonia.
Augusta Emerita tuvo muy buenos ejemplos de romanas como la casa del Anfiteatro.



2.4. Acueductos

(por Francisco José González Campos y Juan Francisco Donoso Guerrero)

El acueducto de los Milagros


Acueducto de los Milagros
Acueducto de los Milagros
El conocido en la actualidad como el "Acueducto de los Milagros" (por el excelente estado en que ha llegado a nosotros) es el más conocido de las tres conducciones que surtían de agua a Augusta Emerita. La conducción discurría desde el pantano de Proserpina hasta la ciudad, teniendo que atravesar la depresión del río Albarregas ("Barraeca"). Su cronología es muy debatida pero se acepta la de época de Augusto.
La conducción tiene aproximadamente una longitud de diez kilómetros para cubrir los tan solos cinco Km que separan el embalse de la propia Mérida, lo cual es debido a que la conducción discurre entre las curvas de nivel para salvar el accidentado terreno por el que discurre.
Su primera parte es subterránea, con una galería de mampostería abovedada con ladrillo de dos metros de altura por uno de anchura, al llegar a la ciudad la conducción entra en la sección elevada por arcos para salvar el valle del Albarregas y acabar finalmente en una torre de decantación, el "castellum aquae", que estaría adornada por esculturas como una fuente y que distribuía el agua por la ciudad.
La longitud del tramo de arquerías, desde el depósito de decantación hasta el terminal existente en el cerro de El Calvario, es de 827 metros, mientras que la altura máxima llega a 25 metros. Su estructura consiste en una serie de sillares y ladrillos, cinco y cinco hiladas respectivamente. Los pilares tienen 3 metros de lado y a veces cuentan con un estribo en talud. Se enlazaban unos a otros por medio de arquerías de ladrillo rojo, su principal peculiaridad, aunque en los que flanquean la corriente del Albarregas éstas son de piedra. En la parte superior de las arquerías iba establecido el canal ("specus") por el que discurría el agua.El puente sobre el río Albarregas (Ana Barraeca).


El acueducto de San Lázaro y Rabo de Buey


Traía el agua de arroyos y manantiales subterráneos situados al Norte de la ciudad, se conserva bastante bien la conducción subterránea pero de la arquería construida para salvar el valle del Albarregas solo quedan tres pilares y sus correspondientes arcos próximos al monumento del circo romano y a otro acueducto del S. XVI, en el que se utilizó el material del acueducto romano para su construcción.


El acueducto de Cornalvo


El embalse de Cornalvo traía agua a la ciudad de Mérida desde el embalse de Cornalvo, a unos quince kilómetros de la ciudad en dirección norte. Possiblemente fuera el Aqua Augusta. La mayor parte del acueducto transcurre de forma subterránea. Entraba en la ciudad por el teatro y el anfiteatro y su castellum aquae estaría en la actual plaza de toros.

2.5. Puentes

(por Pedro Mª Casablanca García y Juan Antonio Iglesias Álvarez)

El puente romano sobre el río Guadiana (Anas)


Puente romano
Puente romano
El puente, edificado sobre el río Anas (Guadiana), fue la primera obra erigida en Augusta Emerita construyéndose de manera estratégica para proteger tanto la colonia como el territorio oriental de la península. Ha sido reconocido como el origen de la ciudad en cuanto a su estructura urbana se refiere, el "genitor urbis". Viene a coincdir con el "decumanus maximus" y la puerta principal de la ciudad, era la entrada a Emerita y era la salida hacia Corduba, Hispalis e Italica.
De época de Octavio Augusto, el puente está construido con un núcleo de hormigón que se reviste con sillares de granito. Consta de 60 arcos y una longitud de 792 metros; originalmente se dividía en dos partes, construyéndose en su centro un tajamar que actualmente ha desaparecido debido a las crecidas del río. La ubicación del tajamar motivó la apertura de aliviaderos entre los arcos y la forma redondeada de los pilares. A pesar de haber sufrido diversas restauraciones, aún se puede observar su primitiva construcción entre la entrada y el primer descendedero.


El puente sobre el río Albarregas (Barrareca)


Puente romano sobre el río Albarregas
Puente romano sobre el río Albarregas
Menor que el anterior, mide unos 144 metros de longitud por 8 de anchura. Se construyó en época de Augusto sobre el afluente del Guadiana, Barraeca (Albarregas).
Por este puente pasa la vía que comunicaba Augusta Emerita con Asturica Augusta (Astorga) a través de Norba Caesarina (Cáceres) y Caparra, la vía de la Plata y por otro tramo la calzada que se dirigía a Olisipo (LIsboa).
Está situado delante del acueducto de Los Milagros. El puente consta de cuatro arcos de diferente tamaño ajustado al caudal que el río debía llevar en época romana, mayor en cualquier caso que el actual.



El puente de la alcantarilla


El puente se localiza a unos 2 km de Mérida y se construyó para salvar un pequeño arroyo en la calzada que unía Augusta Emerita con Olisipo. Tiene un solo ojo, 7 metros de longitu y 4,5 metros de anchura. Esta casi subordinado en presencia a la vía del ferrocarril que pasa a sul lado que une Mérida, Badajoz y Cáceres.



2.6. Presas


Presa de Proserpina


Presa de Proserpina
Presa de Proserpina
Los romanos fueron grandes constructores de presas. En Mérida se conservan fundamentalmente dos: la de Proserpina y la Cornalvo. La presa de Proserpina se localiza a unos 7 kilómetros de Mérida y recoge el agua de manantiales y arroyos de la zona,
La presa está formada por gran muro de contención de 400 metros de longitud y 21 metros de altura reforzado con grandes contrafuertes y escalonado por la cara que da al embalse.
En su interior existen dos torres de captación que hacía pasar el agua del embalse al acueducto que la hacía llegar a Mérida cuyo último tramo es el conocido acueducto de Los Milagros que finaliza en el castellum aquae.
La presa es del siglo II o III, aunque su cronología ha sido recientemente discutida por los historiadores.





Presa de Cornalvo


Presa de Cornalvo
Presa de Cornalvo
La presa de Cornalvo se encuentra a 15 kilometros de Mérida, en el Parque Natural de Cornalvo. El muro de contención se sitúa entre dos lomas que contienen el agua del pantano. De un tamaño inferior a la de Proserpina, el muro es de 18 metros de ancho y 220 de largo. La torre de captación se sitúa en el medio de dicho muro regulando el caudal del agua hacia el acueducto. Del fondo de la "torre de toma", parte la conducción "Aqua Augusta", que en su camino hacia Mérida recoge, entre otras, las aguas de "El Borbollón".Está hecha de bloques de granito y la parte de cara al agua es escalonada.


2.7. Otras obras de ingeniería


La muralla


Castellum Aquae


Se trata de la torre de decantación de aguas en el tramo final de acueducto de Los Milagros procedente de Proserpina. A parte de su función pr limpiar el agua procedente del acueducto se pensó como una fuente pública monumental.


El dique



El Tajamar




Las termas


Terma de Emerita Augusta ubicada en el foro de la ciudad, construida hacia el siglo II.
Terma de Emerita Augusta ubicada en el foro de la ciudad, construida hacia el siglo II.
Las termas romanas son recintos públicos destinados a baños típicos de la civilización romana.Las termas romanas eran baños públicos con estancias reservadas para actividades gimnásticas y lúdicas. Las partes de unas termas eran las siguientes:
  • Palestra: Patio central al que se abrían todas la demás estancias y se podía prácticar ejercicios físicos.
  • Tabernae: Tiendas adosadas a las salas de baños donde se vendían bebidas y comida, que los vendedores pregonaban a grandes voces entre los bañistas.
  • Caldarium: Baño de agua caliente.
  • Alveus. Era la habitación más luminosa y adornada. En las grandes termas había incluso piscinas donde se podía nadar.
  • Frigidarium: Era la sala destinada a los baños de agua fría. En las grandes termas el frigidarium estaba descubierto e incluía entre sus instalaciones una gran piscina donde poder practicar la natación.
  • Tepidarium: Habitación de temperatura tibia que preparaba al bañista para la de agua caliente.
  • Apodyterium: Vestuarios. Habitación próxima al pórtico de la entrada donde los bañistas dejaban sus ropas. Había un banco corrido y en la pared unas hornacinas sin puertas, donde se depositaban las ropas y los objetos personales, que quedaban vigilados por un esclavo.
  • Laconicum: Baño de vapor.

En Mérida se conocen varios conjuntos termales en la trama urbana de la ciudad. Son especialmente conocidas las de la población cercana de Alange.

2.9. Escultura, pintura y mosaicos


La escultura
(por Manuel Alejandro Román)


Retrato Museo Nacional de Arte Romano
Retrato Museo Nacional de Arte Romano
Un elemento fundamental del arte romano fue la escultura. A diferenia de la escultura griega, la romana to varias finalidades y aplicaciones.
  1. La escultura se utlizó como una herramienta de propaganda al servicio del poder, tanto de la familia imperial como de las autoridades municipales. Son frecuentes estatuas que adornan vías públicas y templos para dar a conocer los rasgos de los mandatarios en forma de retratos o ecuestres.
  2. Otro aspecto de la escultura fue la de servir de narración de hechos históricos donde se contaban hazañas bélicas y gestas.
  3. Pero la escultura también se empleó en el ámbito familiar, con claro sentido religioso y de honra y culto a los antepasados. De esta manera también se incluyó como recurso funerario.
  4. También son frecuentes las escenas escultóricas para representar a las divinidades.
  5. Finalmente, hay que recordar los retratos realistas de personas que por propia voluntad se hacía retratar.





Los mosaicos
(por Ana Belén Martín Moyano y José Antonio Cortés Martín)


Mosaico de Los siete sabios de Grecia
Mosaico de Los siete sabios de Grecia
Los romanos construían los mosaicos con pequeñas piezas llamadas teselas, "opus tessellatum". Las teselas son piezas de forma cúbica, hechas de rocas calcáreas o material de vidrio o cerámica, muy cuidadas y elaboradas y de distintos tamaños. El artista las disponía sobre la superficie, como un puzzle, distribuyendo el color y la forma y aglomerándolas con una masa de cemento.
Los romanos utilizaban los mosaicos para decorar sus edificios, utilizándolos para cubrir los suelos, pues en las paredes colocaban las pinturas. La técnica de elaboración era muy compleja y requería mucha técnica.
El lugar de fabricación era un taller especial, donde se diseñaba el "cuadro", luego se hacía una división según el colorido. Se sacaba a continuación una plantilla en papiro o en tela de cada una de esas parcelas divididas y sobre dicha plantilla se iban colocando las teselas. Las teselas se colocaban invertidas, es decir la cara buena que luego se vería tenía que estar pegada a la plantilla. Cuando este trabajo estaba terminado, los expertos lo transportaban in situ para que el artista concluyera allí su obra. Y, finalmente, antes de colocar las teselas había que preparar bien el suelo para colocarlas.

Como ejemplo de mosaico tenemos el de Los siete sabios de Grecia:
En las ruinas de una casa situada en las cercanías del Foro Provincial de Augusta Emerita se descubrió en 1983 un interesante mosaico (8, 50 x 4,80 metros), llamado de los Siete Sabios ya que aparecen en él representados los Siete Sabios de Grecia con sus nombres en griego: Chilon de Lacedomonia, Tales de Mileto, Biante de Priene, Periandros de Corinto, Cleobulos de Lindos, Solón de Atenas y Pítacos de Mitilene, cuya figura está muy perdida.
Los siete sabios aparecen sentados en una habitación con las paredes decoradas en tonalidades rojizas, cada uno en actitud reflexiva. En la parte inferior se representa otra escena con Agamenón, Aquiles, Ulises y Briseida. Esta escena probablemente representa el episodio de La cólera de Aquiles y la Guerra de Troya, motivo sobre el que los siete sabios parecen reflexionar: la guerra y sus consecuencias.


2.10. Otros elementos del patrimonio


Alcazaba


Se trata de un complejo amurallado y defensivo Construida por Abderramán II en el año 835 d. C., que se situa en la entrada de la ciudad al finl de puente romano. Construido por los árabes con carácter militar por las numerosas revueltas de la época musulmana. Es una construcción de grandes dimensiones y sólida muralla que alcanza los 10 metos de altura y los 2,5 metros de ancha.
En su interior sólo se conserva el aljibe, pues los árabes al contrario que los romanos utilizaron el agua del río Guadiana para abastecerse. También tuvo una pequeña mezquita y las dependencias de las autoridades. Posteriormente fue la sede de la orden de Santiago.

Área Arqueológica de Morerías


Situado sobre los edificios de la Consejería de Extremadura, el conunto arqueológico incluye varias casas, restos de la muralla, una necrópolis extramuros y varios tramos de cardos y decumanus.

Xenodoquio


Ya en la etapa visigoda se manda construir en Mérida por el obispo Masona en la segunda mitad del siglo VI el xenodoquio, cercano a la Basílica de Santa Eulalia de Mérida, sirvió de hospital y albergue de los peregrinos que venían a venerar los restos de la niña mártir Santa Eulalia, utilizándose también como hospital para los pobres de la ciudad.

3. Museos

4. Centros de Interpretación